El experto en ayuno Damien Carbonnier recomienda en estas fechas una serie de pautas para cuidarse sin dejar de disfrutar comiendo, mientras damos a nuestro cuerpo un tiempo de descanso para ahorrar energía y generar endorfinas que nos permitan gozar de las comidas familiares

 Diciembre 2018. Llega la Navidad y con ellas las reuniones familiares y largas sobremesas que hacen que realicemos excesos alimenticios durante varios días. Es como si el lema de las fiestas fuese «Comer y beber hasta no poder más».

Sin embargo, numerosos especialistas y nutricionistas desaconsejan de forma rotunda estas prácticas tan habituales.

  1. Ahora que se acercan estas fechas, Damien Carbonnier, Técnico en Dietética, ex deportista y Director de Miayuno, nos da las claves principales para cuidarse durante la Navidad sin dejar de disfrutar comiendo. Y es que más de la mitad de la población española sufre de obesidad y un elevado porcentaje hipertensión y diabetes. Por ello, expertos como Carbonnier recomiendan de forma encarecida llevar y disfrutar de una buena alimentación al mismo tiempo que ofrecemos un periodo de descanso a nuestro cuerpo para ahorrar energía y generar endorfinas que nos permitan gozar comiendo en las reuniones familiares. Consumir alimentos saludables incrementa la vitalidad y el humor con lo que se gana en salud física y mental, pudiendo comenzar el año de la mejor forma posible.
Las 10 claves que nos regala el experto de Miayuno para cuidarse y empezar el año con buena salud física y mental son las siguientes:
  1. Cuidarse por dentro y por fuera: date un tiempo prudencial para desconectar de la rutina y reconectar así contigo.
  2. La meditación, el aliado en estas fiestas: Regálate 15 minutos diarios para dedicarlos a realizar ejercicios de meditación que ayuden a relajarte, ahorrar energía y mejorar tu estado de ánimo.
  3. Practicar deporte: por lo menos 1 hora al día. Caminar, correr, bailar, ir al gimnasio… son sólo algunas de las actividades que te ayudarán a sentirte mejor y comenzar el año nuevo en forma.
  4. Entrenar en ayunas: si sueles practicar deporte un mínimo de una vez a la semana de podrás realizar entrenamientos en ayunas que te ayudaran a mejorar tus objetivos propuestos a lo largo del año y que no debes romper en Navidad para poder facilitar el “quemar reservas de grasa. Hablamos de deporte de fondo.
  5. Beber para calmar: el agua es la bebida más saludable que tenemos a nuestro alcance, pero si además combinas 1 litro de agua con una cucharada de bicarbonato y zumo de limón te ayudará a aliviar problemas como la acidez o el reflujo, muy presentes en esta época.
  6. Dormir como mínimo 6 horas diarias: el sueño es una de las actividades más importantes para rehabilitar nuestro cuerpo. Así, si duermes las horas necesarias incrementarás tu energía y tu estado de ánimo.
  7. Fuera excesos: procura no excederte con el desayuno o saltarlo cuando tengas una comida o una cena familiar para no sobreexponer a nuestro organismo y facilitar la digestión.
  8. No más de 2/3 veces: intenta no comer más de 3 veces al día ya que, si realizas comidas demasiado copiosas concentradas en pocos días, podrás tener un aumento de peso y una sensación de baja energía tras las vacaciones.
  9. 12 horas entre cena y desayuno: deja un mínimo de 12 horas de ayuno entre la cena y el desayuno para que tu digestión respire para dar tiempo a nuestro organismo a finalizar su ciclo diario de eliminación de toxinas.
  10. Disociar la dieta: atrévete a llevar una dieta disociada, que consiste en separar los alimentos según al grupo al que pertenecen, proteínas o hidratos de carbono, con el objetivo de obtener un mejor aprovechamiento de todos los nutrientes. Con ello obligamos al organismo a utilizar su grasa de reserva podremos así perder peso.