Hacer ayuno prolongado y voluntario es una práctica de moda entre celebridades y deportistas para obtener beneficios tanto en la salud como a nivel físico.

Y no es casualidad que ayunar se haya convertido en un boom en los últimos años. Está comprobado científicamente que aporta grandes ventajas al organismo, y que puede cambiar tu calidad de vida si se hace de manera correcta. 

Lo importante antes de iniciarte en este estilo de vida, es entender la diferencia entre los principales tipos de ayunos:

  1. Intermitente: no se ingieren alimentos durante un máximo de 24 horas.
  2. Largo o prolongado: la ingesta de alimentos se elimina por desde 4 a 7, o incluso puede extenderse a 14 días o más. 

Aquí en MiAyuno el concepto que damos para ayuno prolongado o largo, es aquel que dura como mínimo 4 días en los que la persona no ingiere alimentos sólidos, pero sí líquidos.

Vamos a explicar porqué es bueno el ayuno prolongado o largo y todas sus implicaciones para el organismo.

Historia y definición del ayuno prolongado

El ayuno prolongado se ha llevado a cabo durante la mayor parte de la historia de la humanidad. Durante la prehistoria, se comía cómo y cuándo se podía. Era normal hacer ayunos por 72 horas, o incluso, permanecer más tiempo sin ingerir alimentos. 

No fue hasta la Revolución industrial del siglo XIX que se empezaron a hacer 2 ó 3 comidas diarias, las cuales dependían de la condición económica de cada hogar. 

Así, poco a poco, la rutina alimenticia evolucionó a las 3 comidas que conocemos hoy en día: desayuno, comida y cena.

Sin embargo, llegar a hacer varias comidas al día no fue un proceso fácil ni rápido. De hecho, un estudio demuestra que la memoria del ayuno prolongado que hacían nuestros antecesores, se mantiene aún en nuestra biología.

Por ello, no es casual que se esté retomando el ayuno prolongado de 4 a 15 días como estilo de vida saludable, y como estrategia para depurar el cuerpo de toxinas.

¿Qué sucede en el organismo en el ayuno prolongado? Fases metabólicas

Cuando se inicia un ayuno largo y voluntario, el cuerpo atraviesa una serie de cambios, que llamamos fases metabólicas. 

Cuando el organismo no recibe alimentos, se ve obligado a compensar de otra forma la escasez energética para mantener activas las funciones vitales básicas. 

Las fases metabólicas del ayuno prolongado son 2:

Fase 1: Hipoglucémica

Al comenzar el ayuno, el cuerpo utiliza las reservas de glucosa de la sangre (que también pueden estar acumuladas en el hígado o en los músculos en forma de glucógeno) para producir la energía que ya no se está recibiendo de los alimentos.

Estas reservas de glucosa duran un máximo de 2 días en el organismo. Una vez que se agota esta reserva, comienza la siguiente fase.

Fase 2: Cetogénica

Una vez disminuyen los niveles de glucosa en la sangre, el organismo se ve obligado a utilizar otras reservas, las cuales se encuentran en la grasas (lípidos), los ácidos grasos y los cuerpos cetónicos. Estos últimos son esenciales como fuente de energía para órganos vitales como: el cerebro, el corazón y las gónadas.

Lo que se pretende lograr a través de las fases del ayuno prolongado, es intentar mantener un nivel balanceado de glucosa en la sangre para mantener los órganos en correcto funcionamiento, y también, mantener las proteínas en equilibrio. Esto último se produce a través del fenómeno de la autofagia, explicado por el premio Nobel de medicina 2016 Yosimuri Ohsumi.

Beneficios del ayuno prolongado

Nuestros testimonios de ayunos de 14 días, lo confirman: 

  • Bajar de peso de manera sana en nuestro retiro para adelgazar
  • Desinflamar del cuerpo.
  • Depurar las toxinas de la piel.
  • Mejorar el rendimiento del cuerpo y de la mente.

Y es que el ayuno largo no solo aporta beneficios a nivel físico. El cuerpo humano produce alrededor de 10 millones de células por segundo, y a partir de los 35 años de edad, empieza a producir un porcentaje reducido de células defectuosas. 

El ayuno prolongado ofrece una ventaja única para deshacerse de estas células menos útiles por medio de la autofagia. Por ello, es tan beneficioso para la salud. 

Al dejar de comer, ofrecemos la posibilidad a nuestros órganos de depurarse, de limpiarse y de regenerarse. El ayuno prolongado no es una dieta sino una estrategia nutricional en la que la autofagia reorganiza nuestro cuerpo y nos permite ser más sanos.

Consecuencia del ayuno prolongado

Esta metodología no supone ninguna consecuencia negativa para el organismo, siempre y cuando se haga con supervisión profesional.

Entre algunos de los efectos que pudiese ocurrir durante el ayuno, podemos listar:

  • Sensación momentánea de cansancio.
  • Mal aliento (sobre todo durante la fase cetogénica).
  • Insomnio o irritabilidad. 

Sin embargo, no es nada que no se pueda controlar con la ayuda de los profesionales a cargo del ayuno.

¿Cómo es un día en MiAyuno?

En MiAyuno, seguimos programas específicos para todas aquellas personas que quieran iniciarse en la práctica del ayuno prolongado.

Tenemos una serie de retiros adaptados para todos los niveles que consisten en: levantarse temprano para aprovechar el día, beber zumos de frutas o caldos muy ligeros, realizar prácticas suaves de yoga o senderismo, y recibir charlas sobre bienestar. 

El ayuno prolongado de 72 horas

Si te preguntas cómo es un ayuno de 3 días en MiAyuno, consiste en:

  • Estancia de 3 días y 2 noches en Casa Rural La Torre o hoteles según temporada.
  • Pensión completa bajo plan nutricional.
  • Actividades físicas y de ocio diarias.
  • Charlas didácticas sobre salud y estilo de vida.

El ayuno de 7 días 

En el caso específico del retiro de ayuno de 7 días, se organiza de la siguiente manera: 

  • Estancia de 6 noches en Casa Rural La Torre o hoteles (según temporada)
  • Supervisión médica el primer día.
  • Plan nutricional.
  • Plan de dieta preparativa y posterior al programa.
  • Actividades físicas y de ocio diarias.
  • Charlas didácticas sobre salud y estilo de vida.
  • Una clase de cocina vegana y sin gluten.
  • Como complemento opcional: nuestras terapias corporales.

¿Y cuánto es lo máximo que se puede ayunar?

Esta respuesta depende de cada persona y si han tenido experiencia previa con la práctica. Aquí en MiAyuno ofrecemos retiros de ayuno de 14 días o hasta 21 días en casos muy concretos y bajo supervisión médica. Nunca recomendaremos uno más extenso.