Los beneficios del ayuno van más allá de lo visible. El impacto positivo en nuestras funciones internas, como puede ser dinamizar el sistema inmune o la mejora en el funcionamiento del aparato digestivo, es tan o más importante que los cambios evidentes a nivel físico que proporciona hacer un ayuno, sobre todo, uno de 72 horas.

Regenerarte y ganar calidad de vida es posible si sabes cómo hacerlo. Y para que entiendas su importancia, hay que conocer antes la relación entre un aparato digestivo sano y tener las defensas bien altas. 

Vamos a explicarte esta relación en el siguiente artículo para aclarar todas tus dudas y conozcas otro de los maravillosos aportes del ayuno a nuestro cuerpo.

Relación entre el aparato digestivo y el sistema inmune

¿Quién no tiene un amigo, colega o pariente cercano con problemas estomacales? Son muy frecuentes. De hecho, cada día son más las personas que tienen problemas relacionados con el aparato digestivo… y no solo eso, en ocasiones el sistema inmune también se ve afectado. 

En nuestro libro MiAyuno lo explicamos más en detalle, pero básicamente, los principales factores que lo causan están estrechamente ligados a una mala alimentación (exceso de calorías, comidas procesadas, azúcares, gluten, entre otros) y al ritmo de vida tan estresante que tienen la mayoría de las personas hoy en día.

Está claro que la mala alimentación supone una alteración en la flora intestinal, que es el hogar de las células que componen nuestro sistema inmunológico. Así que si una parte se ve afectada, la otra también lo estará de manera indirecta.

Y es que el intestino es la mayor superficie del cuerpo en contacto con el medio externo (tiene de 250 a 400 metros cuadrados). Por esta razón cerca del 80% de las células inmunitarias del organismo se encuentran bajo la pared intestinal. 

Es desde aquí, desde el sistema inmunitario asociado a la mucosa intestinal, donde se generan la mayoría de reacciones inmunitarias que tienen lugar en el cuerpo. 

¿Y cómo cuidamos de nuestro intestino? te preguntarás.

Múltiples beneficios del ayuno al aparato digestivo

Resulta que el ayuno es un período de tiempo en el cual el aparato digestivo descansará y podrá depurarse de todos los excesos a los que está expuesto. 

Esto permite que los intestinos se vacíen por completo, promoviendo la eliminación de restos de alimentos y de toxinas que pueden ser los generadores de malestares. 

Durante la depuración de nuestro intestino durante el ayuno, hay un par de ventajas a destacar específicas para el aparato digestivo:

  1. Una disminución importante de todos los procesos inflamatorios que pudieran estar afectando al intestino.
  2. La reparación veloz de los posibles daños que pudiera haber en las mucosas digestivas a causa de los procesos inflamatorios.

Y además de equilibrar toda la flora intestinal, el ayuno también aporta enormes beneficios a nivel emocional, hormonal e inmunitario, ya que todo dentro del organismo está relacionado.

¡Eso sí! Es importante destacar que hay situaciones en las que el ayuno por sí solo no puede corregir todas las afecciones. 

Una de ellas: la hipoclorhidria, que es cuando el estómago produce poco ácido clorhídrico durante la digestión. Esto es lo que generalmente genera problemas de hinchazón estomacal tras la ingesta, particularmente después de que comemos ensaladas o frutas crudas. 

Esta situación sí puede mejorar durante el ayuno, pero es necesario seguir un tratamiento para estimular la producción de ácido clorhídrico en el estómago, ya sea con suplementos específicos o a través de consejos alimenticios.

Aquí en MiAyuno siempre recomendamos empezar bajo la supervisión profesional, para tener un correcto seguimiento de la evolución, sobre todo cuando se empieza esta práctica con un propósito médico.

El ayuno intermitente como aliado del sistema inmune

Al igual que ocurre con el aparato digestivo, durante un ayuno el sistema inmunitario también descansa. De esta manera se da tiempo para regenerar y restaurar gran parte de los procesos de tipo inmunitario que afectan al cuerpo, por ejemplo:

  • Problemas dermatológicos.
  • Inflamaciones.
  • Alergias.
  • Enfermedades autoinmunes.

Estas afecciones pueden mejorar exponencialmente con el ayuno intermitente. Eso sí, debemos dejar muy claro que el ayuno no es la cura de estas enfermedades, pero sí es capaz de ayudar a que mejore la capacidad del organismo para enfrentarse a ellas.

4 grandes beneficios del ayuno al sistema inmune 

  1. Cuando hablamos de ayuno de más de 72 horas, se activan todas las rutas metabólicas para llevar a cabo la autofagia, que es cuando el cuerpo se empieza a comer a sí mismo. De esta manera se reciclan las células, y las nuevas, son capaces de enfrentar virus, bacterias, hongos, parásitos, etc, de una manera mucho más eficiente.
  2. Estas nuevas células regeneradas también pueden enfrentar enfermedades autoinmunes como: esclerosis múltiple, hipertiroidismo, artritis reumatoide de una manera más competente.
  3. Después de estar unas horas de comer, el organismo es capaz de hacer una regeneración de células a nivel gástrico y de las mucosas intestinales, promoviendo una mejora en todo el ecosistema intestinal. 
  4. El metabolismo también está relacionado al sistema inmune, con lo cual practicar ayuno supone una disminución de los niveles de glucosa e insulina, haciendo al cuerpo más eficaz de enfrentar patologías metabólicas y enfermedades autoinmunes.

Practicar el ayuno puede mejorar varios aspectos de tu vida pero sobre todo, ayudarte a mantener tu organismo sano. Te invitamos a conocer nuestros retiros para que comiences a beneficiarte de esta práctica.